Inicio arrow En Portada
Inicio
Editorial
Cara a cara
En Portada
CAEB Activa
En profundidad
Empresa al día
ECOnoticias
Salud laboral
EUROInfo Centre
Hemeroteca online
En Portada
Récord de cotizantes en una economía que sigue empujando PDF Imprimir E-Mail

Image

El presidente de la CAEB espera que el PIB crezca este año alrededor del 3,4%

La economía balear sigue su estela alcista. La Confederació d’Associacions Empresarials de Balears (CAEB) prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) crezca alrededor del 3,4 por ciento durante este año, según las primeros inputs del primer semestre del año, en el que el crecimiento se sitúo en la barrera del 3,1 por ciento en el global de Baleares. En el caso de Mallorca, el ritmo fue mayor, con un 3,3 por ciento; en las Pitiüsas, del 3,1 por ciento; y  bastante menor en Menorca, un 1,5 por ciento.
El dinamismo del sector servicios -cuya producción supone el 81 por ciento del PIB balear- fue del 3,3 por ciento, el de la construcción -en torno al 10 por ciento de la actividad económica de las Islas- creció un 3,1 por ciento; y el de la industria -que representa alrededor del 7,5 por ciento del Producto Interior Bruto balear- fue del 1,5 por ciento.
Uno de los datos más significativos fue el de contratación. El informe de la CAEB también destacó que en junio de 2007, “por primera vez en la historia”, el número de cotizantes de la Seguridad Social en el último día del mes superó los 500.000 trabajadores.
La Confederació Empresarial resaltó que “el mercado de trabajo continúa mejorando sus indicadores, aunque a un ritmo algo más moderado” y “el consumo interno mantiene un buen nivel de crecimiento, impulsado por la subida del empleo y por el aumento de la población”.
La venta de viviendas registró un crecimiento más moderado, del 2,6 por ciento, mientras que la concesión de hipotecas se redujo, aunque aumentó su importe en euros. El presidente de los empresarios de Baleares señaló que el aumento de los tipos de interés ha motivado “una ligera disminución de la confianza inversora empresarial”, aunque en este factor no cree que vaya a afectar el cambio en el Govern balear.

El consumo interno mantiene un buen nivel de crecimiento, impulsado por la subida del empleo y por el incremento de la población. Los indicadores de consumo registraron durante este periodo variaciones positivas, incluyendo las matriculaciones de vehículos (+6 por ciento) que se recuperan después de dos años de caídas. El consumo de carburantes de automoción subió un 4,2 por ciento, mientras que el consumo total de energía eléctrica creció un 1,8 por ciento. La actividad comercial también mejoró (+7,2 por ciento, según el índice de comercio minorista del INE de los primeros 5 meses del año). El volumen de créditos bancarios, a pesar de las subidas en los tipos de interés, se incrementaron un 20 por ciento en el primer trimestre del año, mientras que la inflación (IPC) se moderó y se situó en el 2,3 por ciento.

La industria mantiene su dinámica. El sector industrial mantuvo un crecimiento del 1,5 por ciento en el primer semestre del año. Las exportaciones subieron un 4,6 por ciento en los primeros 4 meses; mientras que el Índice de Producción Industrial aumentó un 3 por ciento en los primeros 5 meses. Siguen bajando las cifras de parados (-10,6 por ciento), mientras el número de contratos de trabajo subió un 2,2 por ciento. El nivel de empleo se redujo (-1,8 por ciento) básicamente por la disminución del número de asalariados (-2 por ciento). El consumo de electricidad en el sector industrial registró un incremento del 1,4 por ciento.

La construcción da síntomas de ralentización. Según se desprende del informe de coyuntura de la CAEB, la construcción continuó a buen ritmo, auque moderó su tasa de crecimiento. El número de viviendas terminadas aumentó un 4,1 por ciento en los primeros cuatro meses del año, mientras que el número de transacciones inmobiliarias de vivienda nueva se estanca en el primer trimestre. El incremento del precio de las viviendas continuó moderándose lentamente y se situó en el 8,4 por ciento. El número total de empleados subió un 7,6 por ciento y el paro, un 3,3 por ciento. El número de hipotecas formalizadas en los primeros cuatro meses cayó un 2 por ciento, aunque el importe de las mismas sigue creciendo casi un 16 por ciento.

El sector servicios consolida su función de motor de crecimiento. El conjunto del sector servicios continúa evolucionando al alza y creció de nuevo por encima de la media del PIB. El número total de ocupados subió un 3,5 por ciento mientras que el paro bajó un 2,1 por ciento y los contratos de trabajo aumentaron un 6,1 por ciento. El transporte de mercancías por vía marítima creció un 4,2 por ciento. El indicador de actividad del sector servicios en Baleares (INE) se incrementó un 9,6 por ciento en los primeros 5 meses del año.

El mercado nacional empuja al turismo. En cuanto a la actividad turística mejoró sus registros por la evolución positiva del mercado español (+14,8 por ciento), a pesar del estancamiento de los británicos (+0,7 por ciento) y de la caída de los alemanes (-3,6 por ciento). El turismo sigue su estela iniciada gracias al empuje del mercado español. Se registró una evolución positiva tanto en número de turistas por vía aérea (+4,8 por ciento) como en pernoctaciones totales (+3,9 por ciento), recuperándose ligeramente la estancia media en los alojamientos turísticos reglados. Las entradas y salidas totales de pasajeros en los aeropuertos de Baleares se incrementaron un 3,4 por ciento  (+2,5 por ciento el tráfico internacional y +5,2 por ciento el nacional). Los ingresos totales por turismo crecieron a un ritmo cercano al 5 por ciento en euros corrientes.

El Palacio de Congresos, los puertos y las infraestructuras sanitarias, entre sus preocupaciones
El Palacio de Congresos, los puertos de Baleares y las infraestructuras sanitarias son, en opinión del presidente de la CAEB, los tres caballos de batalla de los empresarios de Baleares. Para Oliver, el actual Govern, presidido por el socialista Francesc Antich, tiene “margen” para invertir en infraestructuras públicas, pese al aumento del endeudamiento de la Comunidad en la última legislatura y resaltó que este índice sigue siendo bajo con respecto al de otras autonomías.
Oliver manifestó el deseo de la Confederació de que las infraestructuras necesarias para Baleares, como es el caso del nuevo hospital de referencia de la Comunidad Autónoma, se construyan sin contratiempos en este mandato.
En cuanto al Palacio de Congresos, Oliver aseguró que es una vieja reivindicación del mundo empresarial. “Se trata de una gran pieza alternativa y vital para dinamizar la economía de nuestro archipiélago y que posicionará a la ciudad de Palma como un nuevo destino competitivo de negocios”, entendió el presidente de los empresarios quien creyó que “es importante que no se demore y que vea la luz cuanto antes”.
En cuanto a los puertos de Baleares, Oliver los calificó como un asunto “crucial”: “Siempre hemos manifestado que las infraestructuras portuarias necesitan de un gran impulso y reformas notables para situarlas al nivel que las Islas necesitan. Se han convertido en una asignatura pendiente tanto para el sector comercial como turístico”, explicó Oliver.

Los tipos de interés, en el punto de mira
El presidente de los empresarios de Baleares, Josep Oliver, destacó que los elevados precios del petróleo y sus derivados no inciden en un detrimento del PIB. Sin embargo, sí que puso de manifiesto, aún sin darle demasiada importancia, una “ligera bajada de la confianza de los inversores” afectados por el aumento de los tipos de interés. Estos tipos, de los que dijo que afectan directamente a las personas de la calle por la subida de las hipotecas, afectan también a los inversores que ven aumentados los costes de la deuda de sus inversiones: “No es lo mismo tener los tipos de interés al 3,5 por ciento que al 5,5 por ciento”, dijo el representante del sector empresarial de Baleares. Destacó además la estabilidad de la estructura económica de Baleares, que al parecer poco ha variado desde el año 2000, a comienzos del presente siglo: en estos años –afirmó Oliver- el sector servicios, que engloba la hostelería, el comercio e incluso los servicios financieros, supone más del 81 por ciento del PIB. La industria supone una media de un 7 por ciento y la construcción oscila en torno a un 10 por ciento.

Image

Menorca se agarra a productos alternativos al sol y playa

La economía de Menorca no termina de despegar por la ralentización de la construcción y la moderada evolución de los servicios. La leve mejora turística lleva a estabilizar el crecimiento del sector servicios por debajo del 1,5 por ciento, según el informe de coyuntura de la CAEB, presentado por el vicepresidente de la CAEB, Antonio J. Sintes; el director Gabriel Pons; y el director de Economía, Vicenç Tur.
La construcción sigue creciendo (+2,5 por ciento) aunque de manera más moderada, facilitando que el la industria mantenga un ritmo de crecimiento cercano al 1 por ciento. Por su parte, el sector primario presentó un crecimiento del 0,7 por ciento.
En lo referente a la actividad turística, el importante crecimiento del mercado español (+29,5 por ciento) permite compensar las caídas de los mercados británico (-6,3 por ciento) y alemán (-25 por ciento). Las entradas y salidas totales de pasajeros por el aeropuerto de Menorca subieron un 9,5 por ciento. En lo que se refiere a las llegadas de turistas por vía aérea se incrementaron un 2,6 por ciento y los ingresos en euros corrientes crecieron entorno al 3,3 por ciento en el primer semestre de 2007. La construcción mantuvo un buen ritmo de actividad (+2,5 por ciento), aunque empezó a mostrar signos de ralentización. Los contratos de trabajo del sector en Menorca experimentaron una ligera mejoría de un 3,1 por ciento y los proyectos visados por el COAB subieron de forma considerable.
Por otro lado, el vicepresidente de la CAEB, Antonio J. Sintes, mostró su preocupación por la temida estacionalización que sufre Menorca. Para cambiar la tendencia, Sintes abogó por aunar esfuerzos entre entidades públicas y privadas y lanzó un mensaje optimista confiando en que Menorca recoja los frutos de lo que se está realizando actualmente en materia turística dentro de dos o tres años cuando se consoliden productos turísticos como el ecuestre o el cicloturismo.

Image 

La economía ibicenca se revitaliza

La positiva evolución turística, especialmente del mercado español, junto con el mantenimiento de un buen ritmo de actividad en el sector de la construcción llevan a la economía de las Pitiüsas a crecer a un ritmo del 3,1 por ciento en el primer semestre de 2007, intensificando la tendencia registrada en el año 2006. Así se desprende del informe presentado en la sede de la Confederació d'Associacions Empresarials de Balears (CAEB) por su vicepresidente, Joan Bufí; el director de Economía, Vicenç Tur; y el director-gerente, Enric Moreno.
Esta evolución positiva de la economía se reflejó en el mercado de trabajo, que continuó batiendo récords históricos para el conjunto de Baleares. Las cifras son también positivas para el caso de Ibiza y Formentera, incrementándose el número de ocupados (+4,2 por ciento) y de empresas (+2,8 por ciento), mientras continuaron descendiendo el número de parados (-5,9 por ciento) y el de demandantes de empleo (-1,7 por ciento).
Los datos de la evolución turística reflejan también una tendencia al alza en el primer semestre de 2007, en el número de turistas por vía aérea. En cuanto a los ingresos por turismo, el director de Economía de la CAEB, Vicenç Tur, aseguró que “continúan aumentando a un ritmo de cerca del 10 por ciento”. Destacan la subida de casi un 20 por ciento en llegadas de cruceristas, un 6,5 en el caso de tráfico de pasajeros por vía aérea y un 17,2 por ciento por mar.
Por sectores, los servicios siguen tomando el relevo y marcan la pauta de crecimiento de las Islas, aumentando un 3,3 por ciento. La actividad en la construcción se desaceleró pero aún creció a una tasa cercana al 3 por ciento. En cuanto a la industrial, se mantuvo en un crecimiento más modesto (0,9 por ciento).
En conjunto, la economía de Ibiza y Formentera intensifica su crecimiento, superando la barrera del 3 por ciento en la primera mitad de 2007. En opinión del responsable del departamento de Eonomía, Vicenç Tur, “si se confirman las expectativas turísticas en la temporada alta, esperamos que el cierre del año se pueda realizar dentro de una horquilla que va del 3,1 al 3,4 por ciento”.